• Txema

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

“Me detuvieron en Sol cuando volvía a casa, se ensañaron y me trataron como basura” – 20minutos.es

See on Scoop.itTxemabcn

Laura Díaz fue arrestada tras el desalojo de la Puerta del Sol el pasado domingo, pero ella asegura que ni siquiera estaba manifestándose. Está acusada de resistencia a la autoridad y desobediencia.

Después de este lunes, los 18 ya habían sido puestos en libertad con cargos. Seis de ellos tienen antecedentes. Los abogados que forman parte de la Comisión de Legal de la Acampada de Sol asistieron a varios de ellos.

La Comisión de Legal de Sol reclama la dimisión de Cifuentes como responsableTras atenderles, el grupo perteneciente al movimiento de los ‘indignados’ ha hecho públicas sendas notas en las que denuncia la existencia de detenciones “arbitrarias e indiscriminadas”, así como “tratos degradantes” una vez que los acusados fueron llevados al complejo policial de Moratalaz.

Por ello, han pedido la dimisión de la Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, como máxima responsable de la Policía Nacional en la región.

Laura Díaz, periodista de 26 años, es una de las afectadas. Ella es la chica a la que un agente antidisturbios retuerce el brazo, zarandea y empuja contra una fachada en la calle del Carmen mientras le grita algo al oído, según puede comprobarse en un vídeo grabado por las cámaras de televisión.

En conversación con 20minutos.es, la joven asegura que no recuerda lo que el policía le estaba diciendo. De eso y de las siguientes 20 horas lo que más siente son las magulladuras que tiene por todo el cuerpo y la sensación de desamparo: “Sabía que si abría la boca me caería todavía más”. 

“Allí solo había gente desorientada”

¿Qué ocurrió para que te detuvieran?
Fue totalmente aleatorio. Eran más o menos las 5.00 horas y me dirigía a casa después de salir con unos amigos por Huertas. La Policía nos cortó el paso dos veces porque habían desalojado Sol. A la segunda vez les pregunté por dónde querían que pasáramos y un agente se me echó encima. Cuando pedí que alguien lo grabara, porque me estaban deteniendo sin motivo, me levantó del suelo.

Pero se te imputa resistencia a la autoridad y desobediencia.
Mido 1,60 metros y peso 50 kilos; el tío era dos veces más grande que yoComo puede verse en el vídeo, no me resisto. Mido 1,60 metros y peso 50 kilos, el tío era dos veces más grande que yo. Le pedí que dejase de retorcerme el brazo, que iría donde quisiese, pero, en lugar de eso, me empotró contra la pared y dos compañeros suyos vinieron a taparle para que nadie lo viese. Estaba amparado por sus ‘amigos’.

¿Tienes lesiones?
Tengo hematomas en los brazos y en las rodillas, la muñeca hinchada, un golpe en la cabeza y otro en la espalda, porque me tiraron al suelo y me pusieron la rodilla encima. No pusieron nada de eso en el parte médico. Tuve que ir al Gregorio Marañón a pedir otro. Se notan perfectamente las marcas de las esposas y de las bridas con las que nos ataron las manos después.

¿Qué pasó al llegar a Moratalaz?
Los únicos amables fueron los agentes que nos tomaron las huellas. Nos dijeron que estuviéramos tranquilos, que ellos no nos iban a pegar. A mí no me tocaron, pero a mi lado había una chica a la que le habían dado un bofetón. Tenía la mejilla hinchada y el labio partido. A otro chico se intentaron llevar al baño para pegarle disimuladamente, pero los golpes se escuchaban perfectamente.

¿Cómo fueron las horas en los calabozos?
Estaban llenos de basura. Mientras esperábamos, se dedicaban a insultarnos. Nos llamaron ‘mierdas’, ‘sucios’, ‘guarros’… Parecía que querían provocarnos a ver si reaccionábamos y podían imputarnos algún cargo más. Cuando pasó un tiempo, nos dijeron que nos iban a soltar en cinco minutos y luego estuvieron dos horas cachondeándose de nosotros.

¿Has participado en el 15-M?
Como realmente me siento ahora, aunque resulte redundante, es indignadaPor supuesto que comparto las ideas y el año pasado estuve en las manifestaciones, pero esta vez no. Solo quería ir a mi casa. En la comisaría nos decían que nos iban a meter un puro porque éramos unos antisistema y una banda organizada. Yo alucinaba. Allí lo único que había era gente desorientada y fuera de lugar a la que habían detenido porque sí, como a mí.

¿Cuál es tu situación ahora?
Estoy en libertad con cargos a la espera de que nos llamen a declarar. Pero como realmente me siento, aunque suene redundante, es indignada. Hemos sufrido un trato vejatorio por parte de los que se suponen que están para guardar el orden. ¿Nos tenían que hacer pasar por esto? 

See on www.20minutos.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: