• Txema

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Un juez anula el despido a una empleada por sus vínculos con CGT y 15M – EcoDiario.es

See on Scoop.itTxemabcn

Un juzgado de Sabadell (Barcelona) ha anulado el despido de una empleada de una empresa automovilística, al considerarlo discriminatorio porque se debió a sus vínculos con el sindicato CGT y el 15-M, y ha obligado a indemnizarla con 16.000 euros por los daños morales causados.

En su sentencia, el juzgado de lo social número 1 de Sabadell cree probado que la empleada, Rosario Luchena fue despedida por la empresa Nidec Motors & Actuators por tratarse de una “incómoda trabajadora” que, pese a no formar parte del comité de empresa, tenía previsto presentarse a las futuras elecciones sindicales.

La empleada, representada por el bufete de abogados Colectivo Ronda, fue despedida por bajo rendimiento el 18 de octubre del año pasado del taller de la empresa de fabricación de componentes para automóvil Nidec Motors & Actuators, en el que llevaba cuatro años trabajando.

El juez recalca en su sentencia que la mujer es “una conocida líder sindical, inmersa en el movimiento del 15M en la zona del Vallès” y era “notoria” su intención de presentarse a las elecciones al comité de empresa de Nidec que debían celebrarse en noviembre de 2012.

¿Disminución del rendimiento?
Para el juez, la carta de despido de Luchena incluía “una imputación genérica de disminución del rendimiento que no se concreta en qué consiste”, lo que evidencia, a su parecer, que “el motivo del despido no estaba en tales supuestos incumplimentados sino en impedir que una incómoda trabajadora adquiriera la condición de representante”.

Según la sentencia, ni la carta ni la prueba practicada en el juicio “han podido despejar ese panorama discriminatorio que se cernía contra ella”, por lo que el juez anula el despido al considerar que ha violado varios preceptos constitucionales.

Además, el magistrado ha obligado a Nidec a indemnizar a la empleada con 16.000 euros, dado el “descrédito que la empresa ha hecho de la actora entre sus compañeros de trabajo” incluso en el propio juicio, donde un representante de la compañía la calificó de “mala trabajadora”.

La empleada no era miembro del comité de empresa cuando fue despedida, pero sí consiguió representación al presentarse a las elecciones sindicales cuando ya estaba fuera de la compañía.

See on ecodiario.eleconomista.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: