Dos tiros al aire, un herido y despliegue de antidisturbios para detener a vendedores ambulantes en Lavapiés :: Periódico Diagonal

See on Scoop.itTxemabcn

Dos tiros al aire, un herido y despliegue de antidisturbios para detener a vendedores ambulantes en Lavapiés
El vecindario de Lavapiés protesta por una intervención “desproporcionada” contra varias personas de origen subsahariano. Los medios corporativos, con El País a la cabeza, vuelven a reproducir la versión policial y aprovechan la oportunidad para criminalizar al movimiento 15M.

Alrededor de las 3 de la tarde del domingo, por las redes del barrio madrileño de Lavapiés corrió una alerta: “Han disparado al aire para detener a un mantero”. Rápidamente, decenas de personas que participan en la red de apoyo contra las redadas racistas acudieron a la calle Amparo. Allí, varios testigos daban cuenta de lo que acababa de ocurrir: dos policías de paisano habían detenido a varias personas que vendían discos y bolsos de imitación, los amigos de los vendedores habían tratado de impedirlo y, en el tumulto, uno de los policías les había amenazado con su pistola y disparado al aire dos veces.

Mientras efectivos de la Policía Municipal y de la Nacional vigilaban la zona, una ambulancia recogió a una persona que cojeaba por un fuerte dolor en una pierna. En un primer momento corrió el rumor de que había sido por una descarga con una pistola eléctrica, pero otros testigos confirmaron luego que fue un golpe con un objeto contundente por parte de uno de los policías de paisano. Los amigos de los detenidos, de la comunidad senegalesa, cifraban en 4 el número total de detenidos (contando con la persona que se habían llevado en ambulancia). Después de que se marchara la ambulancia, se retiraron los dos coches de Policía Nacional y llegó un furgón con una docena de municipales con equipo antidisturbios que se desplegaron junto a la plaza de Cabestreros para dispersar una concentración de unas 50 personas. Detrás esperaban otra ambulancia del Samur y un furgón más pequeño y sin ventanas, de los que se usan para trasladar a personas detenidas.

Los vecinos, que querían impedir que la intervención desembocara en otra redada racista, abucheaban a la Policía y se quejaban del acoso continuo que sufren las personas migrantes. “Así no podemos vivir, cualquier día tenemos un susto de verdad”, decía una vecina que destacaba que los disparos al aire habían tenido lugar en una calle estrecha ante vecinos asomados a los balcones. A quienes recriminaban la “desproporción” de la actuación policial, un policía de paisano explicaba que actúan con especial recelo ante personas subsaharianas en la zona porque “en la plaza de Tirso de Molina hay una banda de senegaleses que roban a turistas”. Entre el vecindario, muchos participantes activos en la asamblea popular de Lavapiés hablaban de presentar una denuncia colectiva y seguir organizándose ante estas situaciones.

La llegada de personal del consulado de Senegal, que medió con el mando de la Policía, contribuyó a calmar los ánimos. Los furgones de policías municipales se retiraron entre aplausos de los vecinos y la concentración se dispersó pasadas las 4 de la tarde.

“Un incidente con el 15M”, según ’El País’

La noticia corrió por redes sociales y fue recogida a lo largo de la tarde por los principales diarios digitales corporativos, que se hacían eco de la participación de “simpatizantes del 15M” en los hechos. A las 18:45, El País iba más lejos con el siguiente titular: “Un policía dispara al aire en el Rastro en un incidente con una asamblea del 15M”. La captura de la noticia entera en su primera versión puede consultarse aquí. 
http://www.diagonalperiodico.net/IMG/png/elpaiscaptura1.png

 

Poco después, ABC difundía un vídeo en el que se aprecia claramente cómo en el momento del tiroteo no había ninguna asamblea a la vista y la sucesión de hechos no se correspondía con la versión facilitada por la Policía. El País tuvo que rectificar el titular, aunque seguía manteniendo que “los agentes toparon con una asamblea vecinal del 15M cuyos miembros les agredieron”, como recoge el bloguero Stéphane Grueso. La última actualización de la noticia en elpais.es, ya en la mañana del lunes, admite que según el vídeo no se aprecian ni la supuesta asamblea ni el impacto de escombros y piedras que la Policía dice haber recibido.

El firmante de la noticia, Francisco Javier Barroso, fue el autor de un texto similar hace dos meses, cuando una redada racista en Lavapiés llegó a los medios corporativos transformada en “algarada radical”. DIAGONAL pudo comprobar en aquella ocasión como la información fue distorsionada por varios medios y, tras múltiples quejas, el Defensor del Lector de El País reprochó al periodista que elaborara una noticia reproduciendo solamente la versión facilitada por la Policía, sin contrastar con testigos. “Debería haberse acudido a más y discrepantes fuentes”, concluyó.

See on www.diagonalperiodico.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: