Por qué (casi) nadie quiere investigar Bankia | ContraOpa | Blogs | elmundo.es

See on Scoop.itTxemabcn

El nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri,ha asegurado por carta a sus trabajadores que los 19.000 millones de euros con que le va a “apoyar” el Estado es “una excelente noticia”. Para él y su organización y para el sector financiero lo será, pero no es de recibo que siga sin haber ni rastro de una comisión parlamentaria de investigación ante tamaña cantidad de dinero. La versión oficial de que no la haya es, porque abrir el banco en canal para un espectáculo ante la opinión pública desestabilizaría aún más el sistema financiero en un momento delicado. La situación de la banca es precisamente lo que más está poniendo a España en el abismo de tener que pedir rescate y la propia Bankia se desploma en Bolsa tras valorarla analistas extranjeros como Nomura y JPMorgan en apenas 600 millones cuando hace uno año se nos decía que valía 12.000. Pero si el Parlamento no hace nada puede alimentar la idea de que existe otra razón oficiosa y poderosa: ¿Quién con poder en España no ha tenido que ver con Bankia?

1.Gobierno y Partido Popular. Bankia es el gran banco del Partido Popular. Es el resultado de la fusión, principalmente, de Caja Madrid y Bancaja, controladas y gestionadas a lo largo de toda la pasada década por personas elegidas por el PP y que han financiado proyectos de comunidades y ayuntamientos clave. El presidente de Caja Madrid hasta 2010 fue Miguel Blesa, amigo personal de José María Aznar, y lo sustituyó el ex ministro Rodrigo Rato por deseo expreso de Mariano Rajoy. El presidente de Bancaja hasta su dimisión la pasada semana ha sido José Luis Olivas, que llegó a dirigir temporalmente la Generalitat valenciana en nombre del PP antes de encabezar la entidad financiera.

El argumento para que el partido mayoritario no autorice la comisión de investigación es que el sector financiero se encuentra en un momento delicado y no conviene hacer desfilar a varios de sus protagonistas con comparecencias que dañarían la imagen del sistema con escándalos como el de algunas indemnizaciones millonarias para empezar. Pero, además, está claro que si Blesa comparece relatará su sublevación cainita en compañía de Gallardón para hacer frente al intento de Esperanza Aguirre de colocar a su lugarteniente Ignacio González al frente de Caja Madrid y quién sabe qué más cosas. O si comparece Olivas pueden aflorar trapos sucios del PP valenciano que no está para más trotes. El ex alcalde de Madrid y ministro de Justicia asegura ahora que el caso llegará al Parlamento “cuando sea oportuno”. Y el propio Rajoy, que él apoya continuar con el sistema del pasado año de una subcomisión parlamentaria específica sobre el uso del dinero del fondo bancario Frob -a la que asiste de vez en cuando sólo el subgobernador del Banco de España- y “es todo lo que tengo que decir”.

2.El PSOE. Rubalcaba afirma que “apoya” la petición de comisión de investigación que sí ha presentado en la Asamblea de Madrid Tomás Gómez, pero se cuida de hacer lo propio en el Congreso de los Diputados. Lo más que pide es “una comisión de expertos” que estudie “el desarrollo de la burbuja inmobiliaria”. Si se creara en Las Cortes la comisión de investigación, deberían desfilar Elena Salgado y el propio Zapatero para explicar su inoperancia en el saneamiento del sector financiero español y cómo apoyaron resueltamente al gobernador del Banco de España, el también simpatizante socialista Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en que era una buena idea la fusión de Caja Madrid y Bancaja, dos gigantes del crédito al ladrillo. Dos enfer mos que, juntos, empeoraban el diagnóstico. Además, ha habido socialistas en los órganos de gobierno de ambas cajas en todos estos años, incluido el nuevo presidente de Bancaja en funciones, Antonio Tirado. Ordóñez será de momento el único que sí tenga que comparecer y sea objeto de fuego cruzado en el Parlamento. Rubalcaba se limita a pedir que comparezca éste y los antiguos gestores del PP, pero no una comisión de investigación en la que el partido en el poder impondría su mayoría y haría desfilar seguramente a quien no interesa al líder socialista.

3.CiU y PNV. Convèrgencia i Uniò casi nunca apoya comisiones de investigación en el Congreso. Además, si la hubiera, podría verse obligado a comparecer una personalidad catalana del calibre del jefe de la Caixa, Isidro Fainé, que intentó una fusión por absorción con Bankia el pasado invierno sin llegar a convencer a Rodrigo Rato. Además, sí se hace una investigación sobre Bankia, ¿por qué no sobre Catalunya Caixa y otras entidades catalanas rescatadas por el Estado? En cuanto al PNV, apoya el nombramiento del nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri y éste dice que lo que conviene “es mirar hacia el futuro”.

4.Sindicatos. Tanto UGT como CCOO han recibido habitualmente créditos blandos de Caja Madrid y Bancaja. La entidad madrileña ha albergado además en su consejo de administración a dirigentes sindicales de alto voltaje como el líder madrileño José Ricardo Martínez o el ex secretario de Organización de CCOO, Rodolfo Benito. El secretario general de CCOO-Comfia (la federación de banca del sindicato), José María Martínez, ha dado un primer paso al frente pidiendo una comisión parlamentaria sobre lo ocurrido en el sector financiero en general, reconociendo que su organización tiene también parte de responsabilidad.

5.CEOE. Nada menos que el que fuera presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, fue consejero de Caja Madrid en los años de burbuja inmobiliaria y recibió créditos de la entidad. El vicepresidente primero de la patronal, Arturo Fernández, fue hasta el viernes consejero de Bankia. Además, el grupo BFA-Bankia participa desde la pasada década en empresas muy importantes del país, desde Iberdrola a Iberia.

6. Casa del Rey. Por si hubiera poco establishment vinculado a Bankia, la propia Casa del Rey es aún el teórico primer accionista de la ya inerte Caja Madrid como fundador de la entidad, sin ánimo de lucro, junto al parlamento regional de madrid y otras instituciones. El Rey Juan Carlos ha declinado siempre designar representantes en el consejo de administración aunque su actual jefe de la Casa, Rafael Spottorno, fue presidente de la Fundación Caja Madrid entre los años 2002 y 2011. Además, Bancaja y Banco de Valencia han sido clientes del Duque de Palma, Iñaki Urdangarín.

7. El auditor. La firma auditora que se ha encargado de Caja Madrid, Bancaja y Banco de Valencia no es cualquiera. Es la primera de España Deloitte, que absorbió a la antigua Arthur Andersen, y que nunca detectó irregularidades en los últimos cinco años de la crisis.

8.Los que sí piden investigar. Izquierda Unida, Esquerra Republicana de Catalunya y Unión Progreso y Democracia sí han solicitado formalmente una comisión de investigación parlamentaria, sabiendo que no tienen mayoría para lograrlo. IU lo hace además, pese a haber tenido un destacado representante en Bankia desde hace década y media como es José Antonio Moral Santín. Pero en el IU aseguran que no hay nada que temer ni que ocultar y que Moral Santín, que es catedrático de Economía, tiene un perfil más profesional que la mayoría de consejeros. Por su parte, Alvaro Anchuelo, diputado del partido de Rosa Díez, afirmó el miércoles que “en estos problemas, como en muchos otros, hay una corresponsabilidad entre el Partido Popular y el Partido Socialista. Unos y otros han controlado comunidades, unos y otros han controlado dos cajas y unos y otros han aprobado juntos todas las reformas financieras que se han hecho en este país”.

9.Conclusión. Es obvio que con tanto dinero público comprometido, sería necesaria una investigación a fondo parlamentaria y no sólo judicial para que no vuelva a suceder.Y no sólo de Bankia, sino de todas las entidades financieras rescatadas por el contribuyente. Lamentablemente, va a ser que no, de momento, pero nunca se tapa todo eternamente.

Postdata. Gracias por la multitud de comentarios. Algunos lectores me reprochan que incluya a más instituciones aparte del PP, pero es un hecho que los principales grupos parlamentarios, incluidos los nacionalistas. no están solicitando esa comisión de investigación. También intento explicar que, en mayor o menor medida, todas las instituciones del Estado o personas al frente de ellas se pueden ver salpicadas si la comisión de investigación se crea y se permite un largo desfile de comparecencias. Pero los grupos políticos deben ser conscientes de que no todos los días precisamente se conceden más de 20.000 millones muy difíciles de recuperar para el contribuyente en un horizonte previsible. De hecho, Goirigolzarri, que ha tenido que matizar sus palabras sobre que “no hay que devolver nada”, no osa dar una fecha en la que calcula que el Estado recuperará su inversión.

See on www.elmundo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: