• Txema

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Nuestravidaloca – NVL – Oportunismo socialdemócrata en los programas basura

See on Scoop.itTxemabcn

Oportunismo socialdemócrata en los programas basura

 

Recientemente en La Sexta, canal de televisión perteneciente al grupo mediático MediaPro, ha sacado unos programas que tratan temas acerca de la crisis, la corrupción política y la estafa financiera. Concretamente son “Salvados” y “Al rojo vivo”. En sus platós son invitados personajes que mantienen una postura crítica hacia el sistema, revelando interesantes datos sobre los trapicheos que los otros medios de comunicación y la clase política nos ocultan.
Pero hay algo que huele mal. Es el tufo a socialdemócrata que emanan desde esos programas. En tiempos de bonanza, cuando «todo iba bien», los medios se llenaban la boca de lo próspera que es la economía vendiendo a la población lo bueno que es el capitalismo y el progreso que nos permite disfrutar de la felicidad viendo los anuncios de la tele y yendo de excursión a las grandes superficies. No obstante, cuando el sueño de la clase media desapareció y todo se fue a pique, los mass media lloraron como nunca dando un discurso catastrofista. La gente entró en estado de shock. Después del nacimiento el 15M y su auge, cuando la estafa llamada ‘crisis financiera’ se ha hecho demasiado evidente, los de La Sexta vieron esa gran oportunidad para ganar audiencia: actuar como recuperadores y mostrando ese discurso reformista que tantos descontentos quisieron oír.
Éxito rotundo. En pocos días las redes sociales y en los círculos de la izquierda y los movimientos ciudadanistas se llenaron de comentarios sobre esos programas donde sacaron personajillos como el Sampedro, intelectualucho defensor del Estado del Bienestar y el keynesianismo y sus grandes frases criticando al sistema financiero y al neoliberalismo escupiendo contra los políticos y los mercados. Pese a contar tantas verdades, y otras verdades a medias mezcladas con falacias que acaban colando en los incautos no enterados del tema, el trasfondo de todo ello es el de siempre: el oportunismo socialdemócrata recuperador de luchas y apropiación del descontento.
No es casualidad que justo cuando la verdad se está haciendo evidente saquen esos programas, que son perfectos para enganchar a la tele a los ciudadanos descontentos, ocasionando así que la protesta quede solo en bares y en paseos por la calle. Los socialdemócratas y la izquierda aprovechan para sacar cacho de la situación, intentando canalizar el descontento popular en exigir reformas y más control al sistema financiero por parte del Estado. No existe una crítica radical al sistema sino que solo rascan la superficie dándonos a entender que los problemas son el PP, la corrupción y el capitalismo descontrolado cuando realmente es el propio sistema parlamentario y el capitalismo sea bajo forma de keynesianismo, neoliberalismo, corporativista o de Estado.
Todo lo que escupan desde los platós de La Sexta tendrá el efecto similar a los partidos de fútbol y la telebasura sensacionalista. La gente seguirá en el sofá o saldrán a la calle a defender el Estado del Bienestar y a recuperar su poder adquisitivo. La gran mayoría sabe que la situación está fatal, que solo hay corrupción y más corrupción, que los sindicatos mayoritarios están vendidos y que la banca y la patronal salen ganando con la crisis. Sin embargo, muchos de ellos solo esperan a que vengan tiempos mejores y bajo las premisas “mientras gobiernen bien…” y “qué se le va a hacer, el mundo es así y es imposible cambiarlo” se quedan de brazos cruzados. Otros, conociendo la actual situación solo se movilizan por una salida de la crisis por la vía del keynesianismo. Y precisamente eso es lo que quieren vender: en vez de autoorganizarnos y autogestionarnos la vida, nos quedemos reivindicando el derecho a ser unos esclavos acomodados con unos verdugos amables.
Pese a todo, los datos que ofrecen tampoco tienen desperdicio pero el mayor peligro de esos programas es que la gente los aplaudan, tragándose ese discurso socialdemócrata recuperador de luchas, buscando arañar votos para la izquierda y secuaces de la ya desprestigiada izquierda. Tengamos en cuenta los intereses que hay detrás de todo ello que no son más que canalizar el descontento hacia cauces inocuos y ganar audiencia. También que la raíz del problema no es la corrupción sino la existencia de unas instituciones con privilegios, no es el sistema financiero sino el capitalismo, no solo es la violencia policial sino la existencia de cuerpos represivos, no son las leyes injustas sino las leyes mismas y no son los sindicatos vendidos sino el modelo de sindicalismo burocratizado y vertical.

See on www.nuestravidaloca.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: