• Txema

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

La bolsa sube, gana el rico y cuando baja, pierde el pobre.

See on Scoop.itTxemabcn

Esta ha sido desde los últimos años la dinámica del mundo financiero, nos tienen acostumbrados a ver una pantalla donde el futuro de las sociedades se decide, como si fuera un juego de mesa al estilo Monopoli o Gran Banco. Lo absurdo del caso es que nunca gana el pueblo y siempre gana el rico.

Dice la filosofía de los autodenominados dueños del mundo, que la especie humana tiene la elección entre la libertad y la felicidad, sin embargo, la felicidad para ellos tiene un valor mucho más alto y tangible. Para esta corriente la libertad es imposible de ser aceptada ya que de esa nadie recibe lujos y excentricidades, que la vanidad humana considera sinónimo de lujo.

De esa forma es como los miembros de la sociedad misma aceptan ser criaturas cobardes, que no pueden asumir la libertad, y prefieren ser dirigidos por aquellos que supuestamente son más fuertes y poderosos que ellos, para que establezcan la armonía entre la felicidad y la seguridad. Para nadie es un secreto que hoy los banqueros se han convertido en políticos o patrocinadores de partidos para lograr alcanzar este poder.

En múltiples ocasiones los noticieros reportan el alza o baja de los valores por acciones en las mundialmente conocidas bolsas de valores. Supuestamente estas inversiones son de carácter privado, puesto que entre particulares han decidido invertir con los riesgos que eso significa. Pero ahora es casi normal ver a los gobiernos que como representantes de los estados han salido a subsanar las pérdidas que sufren esas inversiones, por supuesto con el dinero del pueblo que resulta pagando esas multimillonarias pérdidas a costas de sus beneficios sociales.

Estas supuestas políticas neoliberales de origen conservador por no decir de derecha, es el resultado de las tan milagrosas fórmulas económicas vendidas en el todos los noticieros, y que supuestamente salvarían a la población de la pobreza y nos darían como ellos mismo lo dicen, la felicidad a costa de nuestra libertad.

Pues los índices económicos y sociales demuestran que todo esto ha fracasado, que el pobre es más pobre, que los que no eran pobres ahora sí lo son, que los índices de seguridad y salud han caído de picada como consecuencia de lo mismo, que la gente anda con psicosis por la falta de trabajo en unos países y en otros con la ansiedad de la violencia que provoca este cataclismo económico.

Mientras exista temor por el cambio y nuevas fórmulas para contrarrestar estos daños, el mundo entero está inmerso en un mar de incertidumbre, la esperanza estará secuestrada hasta que la libertad predomine en la conciencia mundial. La revolución no es un tema de socialistas, esta expresión es un verbo que desde China hasta Guatemala debe retomarse.

Mientras las bolsas sigan perdiendo el pueblo tendrá más pobreza, contradictoriamente lo he dicho siempre, este sistema de socialismo inverso, los pueblos reciben la pérdida y los banqueros las ganancias. Hay que poner de moda la virtud dijo José Martí.

See on lagacetaindependiente.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: