ECONOMÍA DEFENSIVA DESDE LO LOCAL

See on Scoop.itTxemabcn

ECONOMÍA DEFENSIVA DESDE LO LOCAL
Cuántas veces hay que volver a escuchar la misma explicación cuando se trata de buscar en el sentido común las causas del sin sentido, hay cosas que no pueden comprenderse si no buscamos su raíz. La existencia de “países pobres” y “países ricos” no tiene justificación, tampoco se justifica que unos coman y les alcance hasta para botar comida y otros no coman y les sobre hambre para ahorrarle días a la vida.
No hay país rico sin la existencia de países despojados, colonizados, no hay ricos sin la existencia de trabajadores pobres explotados, una y otra cosa parecen simples y hasta tópicas, pero cuando revisamos siempre encontramos a los mismos de un lado, a los otros repartidos en dos categorías: los que llaman economías emergentes y a las economías parias que no emergen sino que se sumergen en la tragedia que causaron sus colonizadores.
Abundan ejemplo que demuestran cómo los colonizadores se convirtieron en ricos y cómo los colonizados son saqueados para que los ricos vivan hasta el derroche. Cómo explicar que África fue y es exprimida hasta sacarle el zumo de sus recursos naturales pero, aún siendo propietaria de sus recursos, sus dominadores colocaron a buena parte del continente en los últimos de la cola de la pobreza.
Un sin sentido ronda la explicación, si tomamos simplemente los diamantes africanos y preguntamos dónde van a parar, a dónde va el coltan, el petróleo, su biodiversidad. Lo que no han extraído de África es porque lo han dejado para seguir el despojo continuado, o todavía lo resguarda el subsuelo. Eso sin hablar de la guerras fratricidas impulsadas por las transnacionales y aprovechadas por los de siempre con el mismo resultado: a mayor riqueza de los ricos mayor pobreza de los pobres.
Esto se replica idéntico en la sociedad mundializada, los ricos dueños de los medios de producción y de la banca están siempre obteniendo mejores niveles de vida, los trabajadores que permiten eso se dividen en sectores medios económicamente emergentes y los simplemente pobres de toda pobreza, al igual que los países, pesa sobre ellos una suerte de condena: reproducir su pobreza para que se amplíe la riqueza de los que ya son ricos, o la condena de los sectores medios, temer a la ruina económica y convertirse en pobre o correr tras el nivel de vida de los ricos sin posibilidad de alcanzarlos solamente vivir de ficciones de confort y de consumismo.
Ante la trágica manera de despojarnos de la posibilidad de ser humanos productivos al colocar a cada uno como elemento integrado en una centrífuga del consumo, de la reproducción económica desde la ceguera de trabajo enajenado que se pierde como fin es si mismos, ante esa forma de generar riqueza para unas cuantas manos y distribuir pobreza entre las mayorías, se impone una construcción de una economía local defensiva, para esto se hace imperioso romper el círculo vicioso del consumo por el consumo, del trabajo por el trabajo, de la propiedad como una herencia eterna en la que unos son amos de todo y otros son simplemente no propietarios o amos de su nada.
No es boicotear a las mercancías que vende el capitalista, va más allá de esta simplicidad, el trabajo es producir en la vecindad tanto como podamos de lo que necesitamos para vivir, de prestarnos servicios y formarnos para hacerlo, de comprar menos bienes suntuosos generando menos “necesidades innecesarias”, concientizar el deseo para que no abra cauce a: vivir para consumir, que se consuma para vivir. No hace falta que empiece esto en todas las páginas del mundo, empezar en nuestra pequeña parte del universo, empezar a ser solidarios, colectivos, a renunciar a partes del intercambio que se sólo con dinero, cambiar productos por productos, productos por servicios, entre otras posibilidades.
Algunas ideas sueltas para hacernos de un programa de producción local: la economía defensiva local debe procurar hacer simple el proceso de producción, de distribución y de consumo. Esto pasa por hacernos agroecólogos urbanos productivos que aprovechen el espacio para sacar algunos rubros sin necesidad de recurrir a los mercados, comprar bienes en colectivo haciendo trato directo con los productores, asociarnos para intercambiar saberes y para producir respuestas a nivel productivo tomando en cuenta que los elaboradores de mercaderías para los amos son los mismos habitantes de nuestros vecindarios, esto es recobrarnos como productores, creer en nuestras potencialidades, aventurarnos en hacer para nosotros lo que rutinariamente hacemos para el dueño de la empresa. Colaborarnos, organizarnos, hacernos autosuficientes en las cosas que podamos, relacionarnos con otras comunidades para complementarnos.
Estas cosas tan simples pueden romper con nuestra perspectiva de colonizadores colonizados, se hace haciendo en lo cercano, no puede ser ni monitoreadas por los gobiernos ni subvencionadas por agentes externos a la comunidad, es autarquía productiva, de distribución y de consumo, es decir, hacernos cargo de nuestra economía, con ellos nos hacemos cargo de nuestra organización, nos hacemos autogobierno sustentamos la vida, damos continuidad al ser como humanidad productiva que se regenera y autoconstruye.
Quizá parece imposible una economía defensiva local si nuestros ojos acostumbrados a las costumbres heredadas e impuestas en siglos de educación para la dependencia, miran y referencian todo desde la perspectiva del capitalismo mundializado, pero la invitación es a pensarnos como creadores de un tejido socio-económico cercano, descolonizado, des-integrador de lo integrado, un rehacernos a muchas manos, sabiendo que la compleja existencia humana puede ser re-edificada por los humanos.
Escribe esta nota descolonizada y desintegradora un tal carlos manuel cadenas mendoza, sujeto que no es economista ni nada que se le parezca, que no desea ser economista ni parecer especialista, pues los economistas se han ocupado de joderse en el mundo cuando se trata es de edificarlo con los humanos adentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: